Día de Muertos en San Miguel de Allende
2018-10-22
Día de Muertos en San Miguel de Allende
Día de Muertos en San Miguel de Allende

 

¿Qué hacer en San Miguel de Allende en Día de Muertos?

 

El día de Muertos es una celebración mexicana cuyo origen se remonta mucho antes de la llegada de los españoles. Se tienen registros que esta festividad mexicana se celebraba en comunidades mexicas, mayas, purépechas y totonacas. Se calcula que el origen del Día de Muertos se remonta a por lo menos 3,000 años atrás.

Es por ello que el Día de Muertos en México es una tradición muy arraigada en la cultura mexicana. La muerte para los mexicanos es simplemente un paso hacia el “más allá”, el cuerpo muere, pero el espíritu vive y se dice que cada noche del 2 de noviembre regresan a visitar a los familiares.

 

Altar tradicional de día de muertos

 

 

Durante las festividades del Día de Muertos, toda la Ciudad de San Miguel de Allende parece concentrarse alrededor del Jardín Principal. Desde el día 30 de octubre se empiezan los preparativos, se ubican banderitas de color entre la reja de la Parroquia y los árboles del jardín y, se reciben a cientos de turistas extranjeros y nacionales, ansiosos por unirse a esta tradición en donde se mezclan tanto la cultura prehispánica como la religión católica.

 

Turistas y locales con indumentaria típicas de la fecha

 

Durante el Día de Todos Los Santos (1 nov.) y el Día de Muertos (2 Nov), se colocan vistosos altares en las calles que rodean al jardín principal, así como en las iglesias, los hoteles, restaurantes y algunos comercios. Se sacan miles de fotografías y se organizan certámenes de las mismas, así como concursos y exposición de esculturas de calabazas. Desde hace algunos años, miembros de la comunidad americana de San Miguel se prestan a un desfile muy original; maquillados y vestidos de Catrinas y Catrines, salen a pasear de noche por el Jardín Principal, repartiendo dulces a los niños.

 

Estos días se caracterizan por el olor a incienso, las ofrendas de los altares, las calaveritas (cráneos de caramelo), las flores de cempasúchil, las velas, los rezos y la música que acompaña a los bailarines de danzas préhispánicas.

 

 

Fuente: De paseo

 

Comparte esta noticia